Guitarristas zurdos, los incomprendidos del mundo la guitarra

En la comunidad guitarrera, existe un pequeño, o no tan pequeño, grupo de guitarristas que desde niños están acostumbrados a lidiar con pequeños problemas de la vida, tales como: chocar los codos con el compañero de clase al escribir, clavarse las espirales del cuaderno en la muñeca al comenzar cada línea nueva, y lo peor, a tener que contestar la misma pregunta durante toda su vida, una y otra vez, cada día que alguien les ve haciendo algo con la mano izquierda: ¡Ostras! ¿Eres zurdo?

Tocar la guitarra es de por sí una tarea difícil, pero la comunidad de guitarristas zurdos tiene que afrontar durante toda su vida guitarrera una serie de problemas que el resto de guitarristas diestros ni se plantea, por eso, dedicaremos esta entrada a los principales problemas con los que tienen que lidiar esos valientes que deciden embarcarse en el mundo de la guitarra siendo zurdos:

La variedad de guitarras disponibles es muy escasa

Por fin encuentras una guitarra que te gusta, te encanta la estética, su sonido es el que andabas buscando, y has estado ahorrando mucho tiempo para dar el salto y poder comprarte una guitarra de calidad como esa. Pero, oh, no hay versión para zurdos de esa guitarra, y no es que no haya en stock, es que no existe. El mercado de guitarras para zurdos oscila entre el 10 y el 15 por ciento (parecido al porcentaje de población que es zurda) y la mayoría son de guitarras fabricadas en fábrica, que al menos se toman la molestia de hacer algunas versiones para zurdos de sus modelos más demandados, pero en las guitarras artesanales es casi imposible encontrar, y si quieres una tendrá que ser previo encargo.

Te planteas comprarte la de diestro y adaptarla, cambiar los huesos, las cuerdas… pero la guitarra no fue diseñada para eso, los barretajes interiores, grosores para los graves y los agudos, los potenciómetros en las guitarras eléctricas, y mil cosas más fueron diseñados para tocarse en un sentido.

Las guitarras para zurdos cuestan más

Relacionado con el punto anterior, además de encontrar menos variedad, en menos colores, las guitarras para zurdos a menudo cuestan más, pero bueno, siempre queda la satisfacción de saber que tienes una guitarra más exclusiva, menos habitual (quien no se consuela es porque no quiere).

El material de aprendizaje para guitarra si eres zurdo

La mayoría de hojas y diagramas de acordes, lecciones en libros y videos de YouTube, está pensado para guitarristas diestros y los guitarristas zurdos acaban desarrollando una mirada “espejo” con la que invierten al vuelo todo el material que encuentran.

No puedes probar la guitarra de los compañeros

Esta es sin duda la peor. Un amigo se acaba de comprar una flamante nueva guitarra y te mueres por probarla, pero lo más que puedes hacer es sostenerla, sentarte, ver las sensaciones y hacer sonar algunas cuerdas. Algunos guitarrista zurdos llegan a aprender a tocar también algunas cosas en postura de diestro (tocan como zurdos y aprenden también algo en postura de diestro, aunque sea lo suficiente para poder testear otras guitarras), pero en el caso de guitarristas que toquen con uñas, poner acordes con esa mano te puede hacer sentir un poco como Eduardo manos tijeras.

Por eso, la mejor solución para estos casos suele ser buscarse otro amigo guitarrista zurdo con el que hacer piña.

Lidiar con las frases y conversaciones de siempre

Acabáis una cena y sacan una guitarra y se ponen a tocar, y te preguntan ¿sabes tocar?

Dudas que decir, pero acabas diciendo directamente que no porque sabes que si dices que sí, y explicas que no puedes porque eres zurdo te acabarán diciendo: Ya, pero ¿por qué no tocas normal por esta vez? Y no quieres enzarzarte otra vez en una conversación que ya has tenido mil veces.

Los que no quieren pasar por todo esto, los zurdos conversos

Hay guitarristas que son zurdos y desde un principio aprenden a tocar en postura “tradicional”. El proceso de aprender a tocar la guitarra es duro al principio, no sabes ni como sostener la guitarra, de hecho, una de las primeras cosas que se tiene que corregir a los aprendices es la orientación del instrumento, ya que se sostiene mucha veces al revés. Cuando se aprende a tocar la guitarra, se tiene la sensación de se ser igual de “inútil” con las dos manos, con independencia de cómo te coloques la guitarra, y que lo mismo da ponerla de un lado que del otro, pero ¿se puede aprender desde al principio a tocar como un diestro siendo zurdo? ¿es lo mismo para un zurdo o estará lastrado cuando ya adquiera más nivel? Si los zurdos tienen más destreza (valga el juego de palabras) con su mano izquierda, ¿la mano dominante debería dedicarse a la mano que percute o a la que digita? ¿las 2 son igual de importantes o la dominante debe ser siempre la de ritmos? ¿no tendría más sentido que fuera al revés, viendo la variedad de cosas que se hacen con la mano que digita en comparación con la que percute?

Tal vez, la vuelta de tuerca definitiva a todo este asunto sería el caso de Eric Gales, un guitarrista NO zurdo que toca la guitarra girada, como un zurdo, pero sin cambiarle nada, con las cuerdas “al revés”, toca con los graves abajo y agudos arriba, cambiando las estructuras de absolutamente todo. Creo que toca así porque su hermano, quien le enseñó a tocar, sí que era zurdo.

 

Bueno, pues después de haber visto un poco de este submundo de guitarras giradas y de problemas de guitarristas incomprendidos, ya sabéis, la próxima vez que os encontréis con un guitarrista zurdo, decidle: te comprendo amigo; y dadle un abrazo, se lo merece 🙂