Historia de la guitarra

En este artículo haremos un breve relato de la historia de la guitarra, desde sus posibles orígenes hasta la actualidad. Debemos tener en cuenta que los orígenes y la historia que comentaremos en este artículo sirve de origen, y será completada en el artículo de historia de la guitarra eléctrica.

La parte de la historia que trataremos en este artículo es común para los diferentes tipos de guitarra: acústica, eléctrica y clásica o tradicional, por lo menos hasta llegar a la guitarra contemporánea o al siglo XX donde ya diversificaremos.

Dicho lo anterior, empezaremos diciendo que los orígenes de la guitarra son bastante imprecisos, este artículo trata de ser una recopilación de las diferentes teorías y estudios sobre su historia, pero desgraciadamente no encontraremos en ningún lugar la verdad absoluta sobre el origen de la guitarra, aunque existen evidencias de instrumentos semejantes bastantes siglos atrás.

Quizás, la opinión más extendida es que el instrumento proviene de las antiguas cítaras griegas que con posterioridad habrían sido modificadas por los romanos y que por lo tanto relaciona su origen etimológico con el vocablo griego Khitara.

citaraOtras fuentes apuntan a que los egipcios conocían de un instrumento con apariencia de guitarra y lados suaves y curvos, que podría datarse entre los años 1600 y 1300 a.C. Y para acabar de liar el tema, otras fuentes apuntan a las evidencias de un instrumento de cuatro cuerdas, también parecido a la guitarra, en la época Hititas que podría datarse en 1300 a.C.

En cuanto a la península ibérica, muchas fuentes apuntan a que en España el primer instrumento parecido a la guitarra que apareció fue el Ud árabe, después de la invasión musulmana en el Sur de la Península. Aunque esto no concuerda con los datos sobre la aparición de la cítara romana siglos antes en la península.

La palabra Ud significaba madera y tubo tanta repercusión que en Francia que dio lugar a la palabra luthier, palabra con la que actualmente se denomina a los constructores de instrumentos. En España, sin embargo, la palabra “Ud” terminó fundiéndose con el artículo “la” formando la palabra “Laúd”.

Foto Laúd
Foto Laúd.

Sobre el siglo XIII hay una clasificación típica para los instrumentos que distingue entre guitarra morisca, el Laúd, y la guitarra latina, la Guitarra. En aquella época los instrumentos de cuatro cuerdas habían evolucionado; por un lado, la guitarra latina y la vihuela eran instrumentos que provenían de la citara con fondo plano y tapa armónica, y por otro, se encontraba la guitarra morisca, el Laúd, tal como la lira, con fondos redondeados, mástil ancho y varias incisiones en la tapa.

La palabra Ud significaba madera y tubo tanta repercusión que en Francia que dio lugar a la palabra luthier, palabra con la que actualmente se denomina a los constructores de instrumentos.

La diferenciación entre las dos ramas era básicamente esa, pero es muy difícil concretarla ya que no quedan instrumentos medievales. Sin embargo, se recurren a documentos como el manuscrito del siglo XIII de Las Cantigas de Santa María, del rey Alfonso X el Sabio que presenta imágenes de instrumentos denominados “guitarra morisca” y “guitarra latina”. El manuscrito data del siglo XIII cuando ya se había cambiado el nombre de cítara por el de guitarra.

Imagen "guitarra morisca" y "guitarra latina"
Imagen “guitarra morisca” y “guitarra latina”

Después de aquella época se empezaron a entremezclar instrumentos, como la vihuela, que fue un instrumento muy arraigado en España, en contraposición al resto de Europa, donde predominaba más el laúd y más adelante la guitarra de cinco órdenes.

Vihuela
Vihuela

La guitarra y la vihuela eran parecidas, a veces les diferenciaban el número de cuerdas o la afinación, en definitiva, las categorías de vihuela y guitarra no se definían claramente, probablemente les diferenciaban más sus distintas repercusiones sociales.

De hecho, se interpreta que la vihuela y el laúd ensombrecieron la guitarra hasta que esta, con el tiempo, las fue reemplazando paulatinamente. Esto probablemente se produjo al añadirle el quinto orden a la guitarra. Respecto a la introducción de este quinto orden. El poeta y escritor Vicente Espinel se consideró el implantador de la quinta cuerda a la guitarra, pero como no, la cosa es más complicada pues Juan Bermudo ya citaba una guitarra de 5 ordenes en su “Declaración de Instrumentos Musicales” once años antes del nacimiento de Espinel. No obstante, si Espinel no la implantó si que se encargó de popularizarla.

El poeta y escritor Vicente Espinel se consideró el implantador de la quinta cuerda a la guitarra.

Las guitarras más antiguas que se conservan son del siglo XVI, su tiro es inferior al actual, y la mayoría son de origen italiano. Las guitarras españolas se consideraba que eran más populares, se tocaban a menudo y por lo tanto era más difícil que perduraran hasta nuestros tiempos.

Los gustos musicales en aquella época fueron cambiando y para finales del siglo XVII, la guitarra se popularizó y siguió creciendo en núcleos como Italia, Francia y Alemania en su contexto barroco de aquella época.

Foto guitarra barroca.
Foto guitarra barroca.

La construcción de instrumentos por aquella época tenía cosas en común en todos los territorios aunque también había peculiaridades en cada zona, por ejemplo, siempre se dijo que las guitarras italianas y resto de europeas tenían más ornamentos y las españolas, por norma general, eran mas “sobrias”.

Las guitarras más antiguas que se conservan son del siglo XVI, su tiro es inferior al actual, y la mayoría son de origen italiano.

Cabe resaltar que en el siglo XVIII se añade la sexta cuerda a la guitarra, hecho que se atribuye a Jacob Otto. Los cambios persistieron durante muchos años dándose un período de gran variedad de formas y mecanismos en las guitarras. A medida que se establecía la revolución industrial, en el siglo XIX, la caja de resonancia comienza a hacerse más grande y a medida que avanza el siglo se aumenta el número de trastes y se refuerza el mástil con ébano o palosanto, a la vez que se insertan tornillos en las clavijas…

En el siglo XVIII se añade la sexta cuerda a la guitarra, hecho que se atribuye a Jacob Otto.

Otro desarrollo muy importante en la guitarra por aquella época fue la inclusión de barras debajo de la tapa armónica, para reforzar la estructura de la caja y que permitió a los luthiers reducir los grosores y obtener así un sonido mayor. Estos avances se atribuyen al luthier español Antonio de Torres y en esencia podríamos decir que la guitarra clásica no dista mucho de lo diseñado por Torres tiempo atrás.

Foto guitarra réplica de Santons Hernández.
Foto guitarra española actual, réplica de Santos Hernández.

La guitarra, como instrumento de cuerda si tuvo muchos cambios durante el siglo XX con la aparición de distintas tendencias musicales como el jazz, el blues y el rock que condujo a la crearon de nuevos tipos de guitarras como las guitarras acústicas, con cuerdas de acero, y las guitarras eléctricas, con pastillas electromagnéticas. La historia de estos otros tipos de guitarras se pueden consultar en sus respectivos apartados, la guitarra acústica y la guitarra eléctrica.